La dopamina y las emociones

Los neurotransmisores son los mensajeros químicos del sistema nervioso central y del cerebro y la dopamina es uno de ellos. Este neurotransmisor tiene un papel importante en el desarrollo de la motivación y la emoción puesto que su función principal es crear sentimientos positivos.

Los niveles altos de dopamina se relacionan con la creatividad y la resolución de SECRETAMOS DOPAMINA EN ANTICIPACIÓN A UNA SENSACIÓN DE PLACER, COMO EL OLOR A PAN O CAFÉ RECIÉN HECHOS (1)problemas. Cuando la dopamina entra en el circuito de recompensa del cerebro, se produce una sensación de placer, por ejemplo, el placer de oler café o pan recién hecho. Es la anticipación a la recompensa de conseguir el café o el pan lo que hace que se secrete dopamina.  Además, también producimos dopamina cuando conseguimos buenos resultados inesperados o cuando los buenos resultados son mejores de lo esperado. Por último, la dopamina también activa respuestas voluntarias dirigidas a conseguir un objetivo.

El uso repetido de psicoestimulantes produce hipersensibilidad a la estimulación producida por la dopamina. Este efecto puede durar años.

Advertisements

Comunicación neuronal

A diferencia de la comunicación dentro de la neurona, que se realiza mediante impulsos eléctricos, las neuronas se comunican entre ellas sirviéndose de sustancias químicas. La sinapsis es el espacio entre neuronas donde el axón de una neurona se comunica con las dendritas de otra por medio de mensajes químicos, llamados neurotransmisores.comunicación-neuronal

Existen varios tipos de neurotransmisores y cada uno de ellos tiene una configuración propia que le permite encajar en un tipo determinado de receptor de la neurona que recibe el mensaje.

Los neurotransmisores portan básicamente dos tipos de mensajes: excitadores e inhibidores. Los excitadores producen una reacción en la neurona que recibe el mensaje que hace que dispare un potencial de acción a lo largo de su axón. Los mensajes inhibidores causan el efecto contrario. Las dendritas reciben mensajes excitadores e inhibidores simultáneamente y reaccionan siguiendo los mensajes más numerosos. Así, si el número de mensajes excitadores es superior a los inhibidores, la neurona dispara un potencial de acción, y viceversa. Una vez recibido el mensaje, el neurotransmisor es desactivado por enzimas o lo reabsorbe la neurona para evitar bloquearse. Conocer este proceso de recaptación ha permitido desarrollar fármacos para tratar desórdenes psicológicos como la depresión, para la cual se han desarrollado los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS).