Altruismo y comportamiento pro-social

Se dice que un comportamiento es altruista cuando se presta ayuda sin esperar ningún beneficio personal. Un comportamiento es pro-social cuando tiene como fin ayudar a otra persona. ¿Por qué unas personas tienden más hacia este tipo de comportamientos que otras?

  • Una de las explicaciones sugiere que los comportamientos altruistas se dan para ayudar a familiares y que de este modo la herencia genética sobreviva. Así se explican los sacrificios que los padres hacen por el bienestar de los hijos.Altruismo
  • Otra de las teorías apunta hacia la reciprocidad: la ayuda tendría un componente interesado, puesto que se presta esperándola a su vez en caso de necesidad.
  • También hay indicios de que podría haber una explicación genética para la empatía, y las personas más empáticas tienden a prestar ayuda con frecuencia.
  • Igualmente, la moral también influye en los comportamientos pro-sociales. Parece que el deseo de ayudar de una persona depende más de los estándares morales que de las necesidades de la persona y las consecuencias de su ayuda.
  • Por último, la religión también puede influir en los comportamientos pro-sociales de los individuos.
Advertisements

Cómo aplacar la agresividad

Podemos mejorar las capacidades de comunicación y de resolución de problemas para enseñar a las personas a responder constructivamente ante situaciones frustrantes. Una de las estrategias más eficaces y más sencillas es la disculpa. Recibir una disculpa junto con una crítica minimiza la tendencia agresiva que pueda crear esa crítica, especialmente si ese comportamiento crítico se puede atribuir a factores externos o factores incontrolables. Igualmente, nos enfadamos menos por un error si recibimos una disculpa.

Comunicar el enfado también puede reducir el sentimiento de ira, puesto que el hecho de hablar sobre ese sentimiento funciona como una liberación.

Por último, incrementar la empatía por los demás también ayuda a reducir los comportamientos agresivos, ya que os resulta difícil infligir daño a otro ser humano a propósito y, si lo hacemos, nos sentimos culpables.


Funcionamiento de las neuronas

Un impulso eléctrico recorre las neuronas y su axón con la información recibida de un estímulo. Las neuronas siguen la ley del todo o nada: o envían información, o están en reposo. No hay término medio. Cuando una neurona está en reposo tiene una carga negativa de unos 70 milivoltios. Cuando recibe un mensaje, su membrana se abre para permitir a los iones con carga positiva que están fuera de la misma entrar a velocidades de 100 millones de iones por segundo. Por lo tanto, su carga cambia de negativa a positiva y cuando esta alcanza cierto nivel, la neurona dispara un impulso eléctrico llamado potencial de acción que se desplaza a lo largo del axón a velocidades que oscilan entre los 3 y los 360 km/hora, dependiendo del tipo de axón. La neurona necesita de algunos milisegundos antes de disparar otra vez.

Las neuronas pueden estar especializadas, como por ejemplo las neuronas espejo, identificadas por el equipo de Giacomo Rizzolatti en 1996. Estas neuronas disparan no solo cuando una persona se comporta de manera determinada, sino también cuando una persona observa a otra realizar el mismo comportamiento. Las neuronas espejo se encuentran localizadas en la corteza frontal inferior del cerebro y son las responsables, por ejemplo, de que bostecemos cuando otra persona situada cerca lo hace. Además, podrían ayudar a explicar cómo y porqué los humanos tienen la capacidad de entender las intenciones de los otros, podrían ser la raíz de la empatía (la habilidad cognitiva de una persona de entender las emociones de otra)  y sugieren que la capacidad de los niños de imitar a otros podría ser un comportamiento innato.