Motivarse a uno mismo

La finalidad es generar sentido de iniciativa en uno mismo para, por ejemplo, dejar de fumar o de comer o incluso ser capaz de desenvolverse en un ambiente hostil. Primero, es necesario llevar a cabo un examen crítico para ver el potencial y las carencias de las necesidades, los conocimientos, emociones, circunstancias y relaciones interpersonales propias con la finalidad de construir una reserva de recursos interiores productivos y motivadores.

Las necesidades: la energía y el propósito de la motivación pueden nacer de la percepción de competencia o de la necesidad de alcanzar un objetivo, pero estos pueden decaer por miedo al fracaso o a la percepción de incompetencia.

Los conocimientos: creencias de auto-eficiencia y optimismo ayudan a motivarse, pero pueden verse coartados por dudas y pesimismo.

Las emociones: la motivación nace del interés, la diversión y la esperanza, pero es coartada por el miedo, la tristeza y la vergüenza.

Las circunstancias y relaciones favorecen la motivación si hay un sentimiento de competición, apoyo y autonomía, pero la perjudican si hay críticas y/o un ambiente controlador.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s