La motivación

La teoría de la motivación intenta explicar qué da la energía (la fuerza y la persistencia) y la dirección (que es el propósito, meta o resultado perseguido) al comportamiento. Los procesos que confieren energía y dirigen el comportamiento pueden ser experiencias internas, como necesidades, emociones o cogniciones, o eventos externos, como circunstancias medioambientales, culturales o sociales (por ejemplo, dinero o ser halagado) que atraen o repelen a un individuo para tomar un determinado camino. Los motivos internos, un poco más en detalle, serían:

Necesidades: condiciones en el individuo que son esenciales y necesarias para el mantenimiento de la vida, el crecimiento y el bienestar. Las necesidades generan en el cuerpo deseos que motivan los comportamientos necesarios para mantener la vida.

Cogniciones: son eventos mentales como pensamientos, creencias, expectativas y la idea que se tiene de uno mismo. Las fuentes de motivación cognitiva giran en torno a la manera en la que pensamos las personas.

Emociones: son fenómenos de corta duración de naturaleza subjetiva, psicológica, funcional y expresiva. Organizan e interrelacionan cuatro aspectos de la experiencia: los sentimientos, la preparación fisiológica para reaccionar, la función a realizar y la expresión a comunicar.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s