Aculturación

Este término se refiere a los cambios de comportamiento y psicológicos en grupos de culturas diferentes que están en contacto continuo (por ejemplo, a causa de la inmigración). La cultura influye sobre el modo en el que el individuo se define y sobre cuáles son sus valores. Por ejemplo, las sociedades colectivistas suelen ser más etnocentristas porque las diferencias entre grupos están más marcadas que en las sociedades individualistas, que priman los rasgos individuales sobre las características del grupo al que pertenece el sujeto.

Según el modelo bidimensional de Berry existen cuatro estrategias de aculturación:aculturacion

  • Integración: tendencia a mantener la propia cultura y participar en la sociedad de acogida.
  • Separación: tendencia a mantener la cultura propia y a rechazar, o no participar, en la sociedad de acogida.
  • Asimilación: abandono de la cultura propia y participación en la sociedad de acogida.
  • Marginalización: ni mantiene la cultura propia ni participa en la sociedad de acogida.

La integración es la estrategia más adecuada y sólo puede tener éxito si la sociedad de acogida acepta las culturas de los inmigrantes y que exista una igualdad de condiciones para todos los grupos integrantes de la sociedad.


Opciones para resolver conflictos entre grupos

  1. Fomentando el contacto intergrupal. Es especialmente beneficioso en términos de relaciones intergrupales positivas cuando se valora este contacto como relevante, valioso e importante.
  2. Estableciendo metas que solo pueden alcanzarse si los miembros de ambos grupos colaboran.
  3. Buscando bases comunes para desarrollar una identidad grupal común.
  4. Llevando a cabo iniciativas recíprocas de reducción de tensión, que requieren esfuerzos por ambas partes para establecer confianza y cooperación entre ellas.
  5. Negociando un acuerdo entre las partes en conflicto. Las personas firmes en las negociaciones tienen más posibilidades de conseguir buenos resultados en las mismas.
  6. Buscando soluciones integrativas: solución negociada que ofrece a todas las partes resultados superiores a los que habrían obtenido a partir de la división igual de los recursos existentes. Para alcanzar esta solución es necesario discutir abiertamente las necesidades y las metas de los grupos e intentar entender el punto de vista del otro. Un elemento que no suele tenerse en cuenta, pero que puede resultar efectivo, es presentar una disculpa.