Porqué nos equivocamos al intentar averiguar los motivos del comportamiento de otros

Resumiendo, hacemos atribuciones de disposición porque son más rápidas y fáciles, pero deberíamos valorar la situación que rodea a la persona antes de llegar a conclusiones de disposición.

Generalmente tomamos en cuenta los factores internos de la persona para explicar su comportamiento y solo más tarde nos fijamos en las circunstancias que rodean a esa persona y que pueden ayudarnos a explicar su comportamiento. Además, tendemos a creer que las personas no pueden realizar comportamientos contrarios a sus actitudes. Por ejemplo, si alguien se cuela en la cola del supermercado, lo primero que tendemos a pensar es que la persona es poco considerada y bastante aprovechada. Solo en una segunda instancia  pensaremos que quizás se ha colado porque tiene prisa debido a una urgencia. Y es que lo más prominente para el observador es la persona, no las circunstancias, que puede incluso desconocer. Cuando los factores de situación son prominentes, tendemos a hacer menos atribuciones de disposición.

Por último, nosotros mismos nos vemos comportándonos de modo diferente en situaciones diferentes, pero no tenemos esa oportunidad con terceros, así que tendemos a asumir que nuestro comportamiento es más variable que el de los otros, lo cual es un error.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s