El efecto foco de luz (spotlight effect)

Este efecto merece una entrada propia porque tiene una repercusión importante en la autoestima y la autocrítica y en la seguridad con la que nos comportamos en sociedad. Generalmente sobre-estimamos la medida en la que nuestra apariencia o comportamiento  son evidentes para otros. Al ser el centro de nuestra atención nosotros mismos, tendemos a no evaluar correctamente el impacto de nuestra apariencia o comportamiento, pensando que todo el mundo alrededor nos presta su máxima atención (de ahí el nombre del efecto). Múltiples experimentos muestran que no somos tan interesantes para los demás como lo somos para nosotros mismos.Efecto foco de luz Por ejemplo, en un experimento un estudiante entró en una sala llena de compañeros con una camiseta de dudoso gusto. El estudiante estaba convencido de que más de la mitad de sus compañeros se fijaría en la camiseta. Sin embargo, menos del  50% recordaba la camiseta en cuestión. En otro experimento, denominado “el estudio del día mal peinado”, los estudiantes se puntuaban y puntuaban a sus compañeros según su apariencia fuese mejor o peor de lo habitual. Las puntuaciones ajenas eran más elevadas que las propias, demostrando que los demás no se fijan tanto en nuestro aspecto como nosotros mismos. Entonces, si algún día por la razón que sea vas mal peinado/a, no te preocupes demasiado. Nadie lo notará tanto como tú.

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s