Sensación y percepción

Sensación: nuestros sentidos (receptores sensoriales) recogen la energía del estímulo del mundo exterior y la codifican en señales nerviosas. El proceso por el que se convierte la energía del estímulo del mundo exterior en información neurológica se llama transducción sensorial.

Percepción: el cerebro reconoce la sensación y la integra con información ya existente. Es decir, el trabajo de nuestro cerebro es percibir el mundo que nos rodea de acuerdo con la capacidad del sistema nervioso y datos preexistentes.

Los estímulos necesitan cierta magnitud para poder ser detectados por nuestros sentidos. Esa magnitud se llama umbral sensorial absoluto. Los estímulos por debajo de este umbral se denominan subliminales y los que lo superan, supraliminales.

Sin embargo, no somos capaces de ser conscientes de todos los estímulos todo el tiempo, sino que seleccionamos los estímulos a los que prestamos atención. Esta actividad se denomina atención selectiva. Por un lado, evita la sobrecarga de nuestro sistema cognitivo  de información proveniente del mundo exterior y por otro selecciona la respuesta a esa información.

Para explicar el momento en el que se selecciona la información de la que somos conscientes se han desarrollado modelos de atención temprana (información seleccionada a partir de sus características físicas), de atención tardía (información seleccionada a partir de sus características físicas y de su semántica) y de atención múltiple (selección en cualquier momento del procesamiento de la información).

Test de atención selectiva

Advertisements


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s